Es una de las imágenes titulares de nuestra Cofradía, de pequeño tamaño, esta Piedad iconográficamente hablando, es de estilo renacentista y bellísima factura, es una talla atribuida, con bastante acierto, a uno de los colaboradores de Juan De Juni, posiblemente Juan De Angers, hacia la segunda mitad del siglo XVI.

Procesiona sobre un trono de Victor De Los Ríos, al que con posterioridad se añadió un sobre trono y se restauró totalmente, uniendo trono y sobre trono y dorando todo el conjunto en los talleres de los hermanos Dorrero de Madrid en el año 2010.

En los años pares es el paso que más veces procesiona, pues lo hace el Lunes Santo (Procesión de La Pasión), Martes Santo (Procesión Dolor De Nuestra Madre) y Viernes Santo (Solemne y Oficial Procesión Del Santo Entierro), saliendo los años impares en las dos primeras.

En la actualidad, cuenta con tres sudarios que alterna en las diferentes procesiones. Es destacable que uno de ellos, el más moderno, de encaje de bolillos, fue donado por sus braceros. 

Este paso tiene la particularidad de que es el único de la Cofradía, y uno de los pocos de la Semana Santa Leonesa, que sigue procesionando con las varas redondas, en vez de rectangulares, en recuerdo de lo que hasta no hace muchos años en nuestra Semana Santa era lo habitual en todos los pasos.

Portado a hombros por 92 braceros, es de los que cuenta con más suplentes de la Cofradía y de las diferentes Cofradías y Hermandades de la ciudad pues en su lista a día de hoy cuenta con 84 hermanos para dar descanso a los titulares. Cabe destacar que es uno de los pasos que mejor procesiona en nuestra Semana Santa y que sus Braceros se mueven como un bloque, como un conjunto, como una maquinaria perfectamente engranada. Si a ello se le une el acompañamiento musical de nuestra Agrupación, que en multitud de procesiones le ha acompañado y con la que tienen un acoplamiento especial, podemos decir que es un espectáculo de belleza y perfección ver su discurrir en la calle.

En conclusión, uno de los Pasos emblemáticos de la Cofradía y de la Semana Santa Leonesa, tanto por su bella imagen, como por su trono, como por su manera de procesionar.