La imagen de Consolación de María realizada en 2018 por Juan Manuel Miñarro (Sevilla) sustituye a la realizada por José Ajenjo Vega en 1996 y que representaba a la Virgen sedente al pie de la Cruz, en actitud recogida, posando su mano sobre el pecho. La actual Consolación de María es una escultura de bulto redondo y de talla completa que representa a la  Mater Dolorosa, al modo castellano según la iconografía de las obras de Gregorio Fernández,  pues en este caso  no presenta una policromía con una decoración de estofas exuberante. Es de tamaño natural, y se encuentra en posición  de  genuflexión,   midiendo de este modo,   147 cm de altura total,  sin contar la base.  La posición genuflexa,  es la actitud  ideal,   pues la intención primera fue  la de representar a la Mater Dolora  en posición orante,  delante de  la cruz desnuda que había ocupado  su  bendito hijo. 

La imagen esta dorada con oro fino de ley de 23 Kilates ¾,   con un grosor doble de 15 gramos y con tonalidad anaranjada, sometida a un procedimiento de estofado con técnica de temple al huevo según los  colores de cada uno de los elementos textiles tallados y  aplicación  de  la  ornamentación con perfilados a dos tonos y  cincelado de la superficie del oro visto  en toda la cenefa del manto.

Como detalles finales señalar que las cinco lágrimas simbolizan las cinco yagas de Cristo.  

El  resplandor de plata que porta en la cabeza fue realizado por los talleres de Alejandro Marmolejo en Sevilla.

La Cruz de naturaleza arbórea la  ha tallado en madera de cedro D. Enrique Lobo Lozano (Sevilla),  quien fue también el  autor  de la nueva cruz que estrenó la imagen  del  Nazareno de León tras su  restauración.

En el año 2004 se adquiere el trono a la Real Hermandad de la Oración en el Huerto de la localidad cordobesa de Cabra. Posteriormente en los talleres del ebanista Jesús A. Fernández García, se procedió a la adecuación del trono. Las actuaciones llevadas a cabo fueron un decapado completo para dejar la madera viva al aire (madera de cedro) consiguiendo así dejar visible su veta natural, y al combinar diferentes tintes de madera, se le otorgó al conjunto mayor volumen. Las columnas que soportan los dos cuerpos en los que se divide el trono están doradas en sus bases y capiteles, y las capillas que conforman el vía crucis, han sido tratadas simulando el cobre, siendo el resultado realmente impactante.   Aunque da una sensación de un gran peso, la realidad gracias a las actuaciones llevadas a cabo en él es el contrario: la estructura de sujeción de las andas a la parrilla es más ligera, la parte inferior en madera calada y una parte superior en una madera fina, hacen que el Paso sea más manejable de lo que parece. Si a ello añadimos las varas de aluminio, las  100 braceras de Consolación lo agradecen a la hora de pujar.   

Como hecho destacable relacionado con este paso podemos destacar que el día 4 de septiembre es la festividad de Consolación de María. Esta festividad ya se ha hecho un hueco en el calendario cofrade de nuestra querida Cofradía y consiste en la celebración una Misa en honor a Nuestra Señora de Consolación.