El San Juan es una talla de madera policromada realizada en 1982 por el conocido escultor madrileño D. Javier Santos de la Hera. Es una imagen que rompe radicalmente con el estilo castellano con el que hasta el momento se representaba la figura de San Juan en nuestra ciudad, introduciendo un carácter más barroco, lo que podemos observar en su realismo, la sensación de movimiento, los músculos que se encuentran en tensión y las venas que parecen latir bajo la piel.

Característico es el manto policromado y sobre el que se utiliza la técnica del estofado que a pesar de haber sido recortado respecto a su diseño original, por sus formas redondeadas y sus pliegues trasmite una sensación de movimiento real que hace a la imagen más interesante si cabe.

 Antecede en la procesión del Santo Entierro al paso de palio, posesionando sobre un trono realizado por la empresa de Astorga “Proceso Arte C.B” en madera de caoba africana, con forma de pirámide truncada y rematado con molduras de formas suaves y redondeadas, motivos vegetales barrocos, un entramado de cestería, dos emblemas de la Cofradía y el Águila de Patmós.

Actualmente es pujado por 92 hermanos braceros.

“¡Ay dolor, dolor,

por mi primo y mi Señor!

Yo soy aquel que dormí

en el regazo sagrado,

y grandes secretos vi

en los cielos sublimado.

 

Yo soy Juan, aquel privado

de mi Señor y mi primo;

yo soy el triste que gimo

con un dolor estremado".

 

  (Extracto de "Llanto por Nuestro Señor" de Gómez Manrique)