La Virgen de la Alegría es la única Virgen de Gloria de la provincia de León. Se trata de una talla de bulto redondo que podría haber llegado a la Cofradía a finales del siglo XIX.

En ella, María es representada en actitud feliz y los rasgos de su cara son alegres y distendidos.

 

Esta imagen es la única de la Cofradía, junto con la Virgen de las Angustias, que procesiona dos veces cada año, siendo la protagonista de la Fiesta de la Alegría el Domingo de Pentecostés, una de las que ya establecía la regla original, durante la cual en los años pares toma posesión el nuevo Abad.  Así mismo, es la imagen que la Cofradía aporta a la procesión del Corpus Christi de la ciudad de León, siendo siempre pujada por hermanos de la Cofradía.

Se trata de un paso de dimensiones mucho más pequeñas que el resto de los de la Cofradía, lo que le da un carácter mucho más entrañable para todos los hermanos.