Pasos de la Cofradía

Ntra. Sra. de Consolación de María

Juan Manuel Miñarro López, 2018

  • Trono: Real Hermandad de la Oración en el Huerto (Cabra), y restauracion de Jesús A. Fernández García , 2004
  • Portado por un total de 100 hermanas braceras en la procesion del Santo Entierro.
  • La imagen está expuesta en la Casa de Hermandad de la Cofradía.

Sentido y significado

La Consolación de María es otra de las imágenes marianas que posee la Cofradía, ocupando el sexto puesto en La Solemne y Oficial Procesión del Santo Entierro, siendo la primera vez que en dicha procesión un paso era portado integramente por mujeres, fué en la tarde del Viernes Santo 1 de Abril de 1994.

En primer lugar debemos comprender, el sentido y significado que tiene una Cofradía Mariana, que no es otro que el culto o devoción a la Virgen Maria, en especial en nuestro caso, como vivió la Pasión y Muerte de su Hijo, por ello en 1994, se decide crear un nuevo paso que desfilaría bajo la advocación de la Consolación de María en la tarde del Viernes Santo. La Cofradía hermana del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, nos cede la imagen de la Virgen, perteneciente al grupo escultórico que conforma el paso de la Crucifixión. La composición del paso, una Virgen sola, en actitud recogida, posando su mano sobre el pecho, frente a una Cruz vacia, trata de reflejar el Sentimiento de la Madre, que no encuentra consuelo al haberla arrebatado de sus brazos a su Hijo, que muere para mostrarnos el camino de la salvación.

Ya en 1996, se encarga al escultor leones, José Ajenjo Vega, una imagen para    sustituir a la que salía anteriormente y por supesto para incrementar el patrimio de nuestra Cofradía, Ajenjo logró captar la serenidad, firmeza y resignación que glorifican a la Virgen en el instante de su soledad, evitando gestos grandilocuentes y declamatorios exagerados. Cómo curiosidad técnica, toda la obra fue tallada en un solo bloque de madera ensamblada y ahuecada, y ejecutada con la misma depurada técnica de su maestro; Víctor de los Ríos.

En el año 2004 se adquiere el trono a la Real Hermandad de la Oración en el Huerto, de la localidad cordobesa de Cabra. Posteriormente en el año 2006, en los talleres del  ebanista y restaurador, el Jesús Fernández García, se procedió a la adecuación del trono.

Las actuaciones llevadas a cabo fueron un decapado completo para dejar visible, la madera original, madera de cedro, consiguiendo así dejar visible su veta natural, y al combinar diferentes tintes de madera, se le otorgó al conjunto mayor volumen. Las columnas que soportan los dos cuerpos en los que se divide el trono están doradas en sus bases y capiteles, y las capillas que conforman el vía crucis, han sido tratadas simulando el cobre, siendo el resultado realmente impactante.

Aunque da una sensación de un gran peso, la realidad gracias a las actuaciones llevadas a cabo en él es el contrario; la estructura de sujeción de las andas a la parrilla es más ligera, la parte inferior en madera calada y una parte superior en una madera fina, hacen que el Paso sea más manejable de lo que parece. Si a ello añadimos las varas de aluminio, las braceras de Consolación lo agradecen a la hora de pujar.

Un nuevo proyecto

En el año 2015, durante la abadía del hno. Gerardo González Prada, se presenta el proyecto de una nueva imagen, una nueva talla de Consolación de María, esta vez se recurre al escultor sevillano,  Juan Manuel Miñarro López, una imagen que será,  bendecida y presentada a la Ciudad de león, el dia 10 de Marzo de 2018 en la Santa Iglesia Catedral de Santa María.

La nueva imagen que causa sensación entre hermanos y público en general de nuestra ciudad, es una escultura de bulto redondo y talla completa, que representa a la Mater Dolorosa, en posición orante, al modo castellano según iconografía de Gregorio Fernández. Es de tamaño natural, y se encuentra en posición de genuflexión, midiendo de este modo 1,47 metros de altura total, si estuviera ergida su altura seria de 1,90 metros, tallada en madera de cedro, con, según el autor, análisis de forma completo de las partes anátomicas visibles y las que se intuyen, con un estudio minucioso y naturalista de las partes anatómicas visibles y el drapeado de las telas representando diferentes calidades de naturaleza y textura de tejidos. Policromada al oleo bicapa y con un proceso de dorado con oro fino de ley de 23 quilates, los detalles finales consistieron en la colocación de un total de cinco lágrimas, simbolizando las cinco llagas de Cristo, y la fijación del resplandor flámigero realizado en plata en los talleres de Orfebrería de los Hermanos Marmolejo de Sevilla

Su autor ,el  escultor sevillano, Profesor Titular de la Universidad de Sevilla y Academico numerario de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla, dijo estas palabras el día de su presentación;

Os dejo un trozo importante de mi corazón, pues no en vano,
 han sido dos años de trabajo los que he intervenido en Ella

El paso se complementa con una cruz, desnuda, expresión de la soledad más intensa, de naturaleza arbórea, la cruz está realizada por el escultor Enrique Lobo Lozano.

Concluímos este artículo con una estrofa de un poema escrito por Federico Mendizabal (1901) en el cual podemos ver cómo el autor recoge de modo muy expresivo el sobrecogimiento de la Virgen ante la Cruz desnuda:

Al pie de aquella cruz ensangrentada
del cuerpo de Jesús, muda y vacía,
sin fuerzas ya, reclinase María,
en su enorme dolor amortajada.

Federico Mendizabal