Adéntrate en la

Visita virtual por Santa Nonia

En construcción

De manera temporal esta sección no está disponible, disculpe las molestias.

Como un hogar

La capilla de Santa Nonia es el lugar que los “papones de Angustias” consideramos nuestra casa. En ella realizamos las celebraciones más importantes de la Cofradía, albergamos una parte importante de nuestro patrimonio y es lugar de encuentro de los hermanos en la misa dominical y, sobre todo, en Semana Santa.

Su historia

Cuenta la tradición que Santa Nonia, que era la mujer de San Marcelo, patrón de la ciudad de León, falleció en el lugar que hoy ocupa la capilla. En aquel emplazamiento, se levantó una ermita de planta octogonal en la cual se rendía culto a la santa.

No siempre fue tal y como la conocemos hoy en día. El actual edificio, ideado por el arquitecto municipal Fernando Sánchez Pertejo, data de 1805 y vino a sustituir a la citada Ermita de Santa Nona, también conocida como la Capilla de la Esclavitud, que llevaba tiempo en muy mal estado. Este cambio se produjo a petición del penitenciario de la Catedral Don Bernardo de Olea que reclamó un lugar más digno donde se pudiera rendir culto a la santa.  

Otras sedes

Por otro lado, Santa Nonia no ha sido nuestra única sede a lo largo de los siglos ya que Nuestra Señora de las Angustias y Soledad fue fundada en el desaparecido Convento de Santo Domingo en 1578.  Este fue destruido por un incendio provocado por los tercios franceses en 1809 durante la guerra de la Independencia Española.

Aun así, allí tuvo su sede y sus imágenes hasta que, en 1814, después de unos años buscando acomodo, nuestra capilla fue solicitada por parte del prior del convento, el Padre José Hidalgo, con el fin de tener un lugar donde celebrar los oficios religiosos de su comunidad. Es en este momento en el cual se trasladaron también para esta nueva ubicación nuestra Cofradía y la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno.

Arquitectura

Centrándonos en la estructura y distribución de la capilla, esta se trata de una iglesia con planta de cruz latina y en su interior se alberga una parte importante de nuestro patrimonio y el de la Cofradía del Dulce Nombre.

Nuestra cofradía

En lo que se refiere a nuestra cofradía, el visitante podrá contemplar, si entra en la capilla y se fija en el lado derecho de la misma, en primer lugar, una pareja de crucificados que son las imágenes centrales de los pasos del Santo Cristo y la Sagrada Lanzada. Un más adelante, descansa la imagen de San Juan, el discípulo amado. Si continúa su paseo aparecerá ante él el Santo Sepulcro y encima en su camarín, Ntra. Sra. de las Angustias, una de las imágenes titulares de la Cofradía. Custodian estas dos imágenes los dos ángeles pertenecientes a los Atributos; uno portando la corona de espinas y otro con el cáliz.
A la izquierda de este conjunto, descansa el Cristo Yacente y, sobre su peana, la otra titular de nuestra Cofradía: Ntra. Sra. de la Soledad.
Todas estas obras y el edificio en sí provocan en el curioso que entra a echar un vistazo un gran asombro cuando, por el motivo que sea, las puertas de Santa Nonia son abiertas.